Thursday, August 30, 2007

El humor de mi padre.

Hoy mi papá llegó a la casa muerto de la risa, y me pasó una hoja con un dibujo impreso que le habían mandado. El dibujo es el que aparece a continuación:


La verdad es que me dio risa, y pena a la vez. Pero me hizo pensar en como pocos tienen tanta influencia, ¿será que buscamos que nos digan que ponernos? Tal como se menciona en The Devil wears Prada, es casi imposible tomar una decisión completamente independiente en cuanto a moda se refiere. Incluso quienes son anti-moda, tienen que saber lo que la moda es para vertirse o expresar una opinión distinta. Jackie-O fue un ícono, odiada o no, da lo mismo. Pero fue una de las primeras que usaron diaramente vestidos Chanel, aún en Dallas, el día del asesinato de John F. Kennedy. Tienen que tomar en cuenta, que el vestido era completamente inapropiado para un día caluroso, tal como lo fue en esa instancia.

Hasta el día de hoy se puede ver la influencia de Jackie-O, lentes más grandes de lo normal que han aparecido frecuentemente en los últimos años, y los sombreros Halston fueron el must de una época. Sin embargo, ahora están volviendo, con fuerza, los típicos lentes Ray-Ban de plástico, semi redondos... todos los conocen, sólo que es difícil explicar como son, dada su sencillez. En todo caso, lo que quería decir es que me encanta la moda, y su naturaleza ridícula. Un par de veces al año, unas flaquillas se pasean por unos minutos (en total deben ser 20-30) en lo último del diseñador (o diseñadores, siempre existen ayudantes) sobre una pasarela con gente rica y famosa, famosos sin gusto en verdad, y se decide el futuro de esa casa. Todo se juega en un par de minutos, y las repercusiones son difíciles de medir. Un viejo con abanico, una vieja naranja con pelo de colegiala rubio, pelados que adelgazan, y drogadictos que se pasean con porn stars: todos juegan. Pero bueno, igual me gustaría que existieran más colecciones de alta costura donde realmente se muestra la individualidad del diseñador, pero respetando el legado de la casa. That was the original intention, that's why Charles Frederick Worth signed the dresses as if they were paintings; an exquisite one of a kind.

2 comments:

Fran said...

Botie-O. Cómo sabes tanto damn!

Vero said...

Deberias trabajar en teen vogue y ser co-worker de LC y salir en the hills y toda la wea. Despues ascenderías a vogue y serias como glenn close en the devil wears prada en masculino, y asi harias felices a tus amigas regalandoles free products. Nada de plan de negocios para dentistas... fashion is your business..
Besos nico.